Etapa de las Operaciones Concretas de Piaget

La etapa operativa concreta, también conocida únicamente como etapa o periodo de las operaciones concretas, es la tercera en la clasificación de la teoría del desarrollo cognitivo, trabajo de Jean Piaget. El periodo ocurre durante las edades de 7 a 11 años, por lo que se sitúa después de la etapa preoperacional para luego darle entrada a la etapa de las operaciones formales.

Piaget en sus estudios consideró que la etapa de operaciones concretas era un punto importante de inflexión que forma parte del desarrollo cognitivo de los niños, ya que es el inicio para el pensamiento lógico u operativo

Con esto, él explicaba que los niños tenían la capacidad para utilizar dicho pensamiento, como las reglas, aunque solamente puedan aplicar la lógica a objetos físicos, es decir, concreta operacional.

También da a entender que los niños adquieren habilidades de conservación, como área, orientación, número y volumen, así como reversibilidad. No obstante, no piensan de forma hipotética, aún cuando sí puedan resolver problemas con el pensamiento lógico.

Es en este periodo cuando también los niños tienen la capacidad para expresar argumentos, demostrando así una mayor habilidad intelectual, si lo comparamos con las etapas anteriores, que son la sensoriomotriz y preoperacional.

Para conocer más sobre esta etapa de operaciones concretas del desarrollo cognitivo de Piaget, a continuación vamos a estar mencionado las características que definen este periodo, tomando en cuenta las edades que abarca, y los cambios que sufren los niños en este momento de sus vidas, tanto físicos como psicológicos.

Características de la etapa de operaciones concretas

Las características de la etapa de operaciones concretas van muy apegadas a las que generalmente se ven en estas edades. Entre las más resaltantes, se encuentra el hecho de que en esta etapa, debido a un uso mayor del pensamiento lógico, los niños tienen una visión menos fantasiosa, y más realista, de los elementos u objetos que se encuentran en el mundo.

Sin embargo, no van más allá de eso, por lo que aún les falta desarrollo en esa área. Aunque, es un paso importante. Tiene otras 5 características más, las cuales son las principales en la teoría de Piaget, que son:

La conservación

El principio de la conservación da a conocer la capacidad que posee un niño para entender que un objeto puede cambiar fácilmente su apariencia, pero no su cantidad en sí. Es decir, que no importa de qué manera esté distribuida la materia, ya que este aspecto no afectará en su longitud, masa, número y volumen.

Como ejemplo, podemos tomar como ejemplo un vaso de agua. Éste puede estar lleno, pero si lo pasamos a un envase más bajo y ancho, quiere decir que los vasos tienen diferente tamaño. Sin embargo, la cantidad de agua sigue siendo la misma. 

Los niños están aptos para entender que, aún cuando cambie su apariencia, y por consiguiente su distribución, la cantidad es la misma. Algo que no puede en los 5 años o antes.

La clasificación

Al hablar de clasificación en la etapa de operaciones concretas, nos referimos a la capacidad que adquieren los niños durante las edades comprendidas desde 7 a 11 años, para poder identificar las propiedades de los  objetos, lo que permite la clasificación de estos tomando en cuenta sus características. 

Incluso tienen la habilidad para ordenar las categorías en las jerarquías que corresponden.

Para que los especialistas pudieran comprender de qué manera los niños van desarrollando la habilidad para la clasificación de objetos y relacionarlos entre sí, identificó 3 opciones, las cuales son: 

  • Inclusión de clases: son las formas de comunicación de ideas y conceptos que aplican las personas.
  • Clasificación simple: la organización basada en un criterio definido.
  • Clasificación múltiple: agrupación de objetos según dos o más rasgos o dimensiones compartidas.

La seriación

Esto hace referencia a la habilidad desarrollada de los niños que les permite establecer un orden mental en elementos contables, dependiendo del tamaño, peso, altura y más. Esto también les permite ordenarlos concretamente.

El experimento se realizó con niños de diferentes edades. Se les entregaron tubos de diversos tamaños, con el propósito de ser acomodados en orden de tamaño, del grande al pequeño. 

Los menores de 7 años tenían dificultad, como los de 3 o 4, mientras que los de dicha edad o mayores no tenían problemas para realizar la tarea.

El descentramiento 

Es la habilidad prosocial, que permite a los niños considerar ciertos aspectos en situaciones de conflicto, para buscar una solución efectiva. 

Los de guardería no pueden hacerlo, pues en conflicto muestran actitudes agresivas, mientras que los de 7  a 11 años pueden controlar su actitud y tratar el tema más calmadamente.

La transitividad

Por último, tenemos la capacidad que permite encontrar la relación que comparten dos elementos. Les ayuda a vincular ideas, como: un lápiz, colores, estuche, maestro y pizarra con la escuela.

Cambios en el estado físico en el periodo de operaciones concretas

Los niños en la etapa de operaciones concretas tienden a crecer de forma repentina, como no lo hicieron antes. Puede variar entre 5 a 8 centímetros y duplicar su peso anterior. Sin embargo, es importante aclarar que son medidas orientativas, ya que el crecimiento y desarrollo de un niño depende de su genética y constitución.

El llamado “estirón”, comienza a los 9 años en niñas, y en niños a los 11. Tienen caídas en los dientes de leche, para obtener las piezas permanentes. Dominan la sincronización de los movimientos, pues incrementan su fuerza y resistencia muscular.

En este momento también se aprecian significativos cambios hormonales, ya que está próximo el periodo de pubertad.

Cambios psicológicos y cognitivos

Como se pudo observar, mediante los experimentos realizados por Piaget, el mismo pudo determinar que presentan cambios psicológicos y cognitivos mayores a las anteriores etapas, puesto que a medida que van adquiriendo edad su  cerebro tiene la capacidad para el pensamiento lógico, no tan desarrollado, pero que le permite deducir diferentes aspectos.

Los ejemplos pasados dan a conocer la madurez mental que tienen los niños de entre 7 y 11 años, los cuales darán paso a un razonamiento más completo al llegar a la siguiente y última etapa. 

Además, en la etapa de operaciones concretas la psicomotricidad se desarrolla más, por lo que el niño tiende a dibujar y escribir con más precisión. Entienden más rápidamente las reglas, debido a cambios en el órgano cerebral, lo que mejora su capacidad de aprendizaje. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.